"Érase una vez el libro....

"Las especies más delicadas de plantas,"resisten" el sol y la sequía, los pesticidas
y las fumigaciones indiscriminadas; los animales " resisten" al depredador que
destruye nidos, a las alimañas que arrasan, destrozan, matan; siempre queda un
rastro, un superviviente, una memoria. El libro " resiste ", resiste aún a los auto-
res, editores, libreros, distribuidores, impresores, diseñadores, profesores, insti-
tuciones, alumnos... que lo maltratan, lo manipulan, lo estudian, lo aprenden, lo
aman, lo detestan, lo doblan, lo señalan, pero nunca, nunca lo olvidan. Resiste y
compite junto a audiovisuales, vídeos, televisión, juegos informáticos, videocon-
solas..."Las letras como pequeñas y enigmáticas llaves siguen abriendo puertas
hasta ayer cerradas".
Pero hay algo que el libro no resiste, ni perdona y son las falsificaciones, las foto-
copias.Peor que la censura, que el Índice, la fotocopia es el ladrón de guante blan-
co que actua con un fin único, enriquecerse, robando a los auténticos dueños;roba
impunemente y entre sonrisas cómplices un bien precioso a un precio ridículo con
el consentimiento de los que se llaman"amigos" del libro y la ayuda de una máqui-
na que tiene tanto de infernal como de maravillosa.
¡¡No a las falsificaciones !!. ¡¡ No a las copias piratas !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario